Home The Book ISoKratia News History Contact Us Newsletters Presentations Free Subscribtion Cast your vote Forum Who is Chris Neophytou Send suggestions Links The challenge Request consultancy presentation Donate

Date: 10-7-2020
Countries & future projects
Europe
America
Africa
South America
Asia
Oceania


Other books from Chris Neophyou

Isokratia World
Voyage sponsor
ΠαλεÏ?οντας με τους πειÏ?ατές
Photos of Isokratia boat


Free Sitemap Generator
eXTReMe Tracker
Intervención en el Mercado Nacional y Global lleva la Iso-economía - La parte 3 ISO ECONOM�A / ECONOM�A ISOKRATICA. Consumidores Isokraticos y el Mercado

Aquí, nosotros debemos distinguirnos entre las medidas preventivas, colectivas que estabilizan y apartan la destrucción y la miseria, ye las interferencias de mercado políticamente motivadas. Para tales interferencias, si en una economía cercana como que del Excepto Unión Soviética, o en una economía de mercado abierta, ellos tienen el mismo efecto catastrófico. ¿Para que curar la enfermedad si la cura mata al paciente?

El poder absoluto que los sistemas democráticos presentes dan a los líderes democráticamente decididos de un país muy a menudo causa a tales líderes para interferir con el mercado de una economía por motivos políticos. Cuando hemos atestiguado en el pasado tales intervenciones políticamente motivadas han causado experiencias económicas y sociales difíciles, dolorosas y catastróficas. Lamentablemente el golpe más difícil de tales intervenciones de mercado son siempre las masas de las personas empleadas y las pequeñas comunidades comerciales.

Los ejemplos son abundantes. La historia ha demostrado que hasta los líderes de mercados capitalistas libres, como la llamada “Señora de Hierro� del Reino Unido, Margaret Thatcher, para motivos políticos, interferían continuamente en el mercado; Ella interfirió con medios económicos como con políticos.

Las intervenciones políticamente sacadas que han afectado el mercado en ambos nivel nacional e internacional. Incluso creando guerras, sean ellos guerras civiles o económicas, militares. Sus interferencias de mercado poco ortodoxas políticamente motivadas, con medidas monetarias extremas, causaron la depresión económica más grande o mejor dicho estancamiento, desde la depresión de los años 1930 en el Reino Unido.

La píldora que ella pidió al público británico tragar era no sólo amarga. En muchos casos era psicológicamente fatal. En otros casos era físicamente fatal. Los millones de propietarios perdieron sus casas. Miles de terminaron sus vidas por suicidio. Recientemente (hacia el final del septiembre de 2002) un periódico de Londres publicó un gráfico mostrando a los años de Thatcher para haber tenido los suicidios más altos. ¿Esto era una coincidencia? No pienso así. Viví directamente por ello lo he atestiguado sentí el dolor. La cosa peor consistía en que tales intervenciones tomaron la esperanza del mercado y como tal del individuo. Tuve suerte de tener lograr salvar mi casa alquilándolo y movimiento en un pequeño apartamento. Sí, tuve suerte comparado con los millones quiénes perdión sus casas, su posición más preciosa.

Como un resultado directo de tales intervenciones de mercado malévolas el sistema NHS británico que solía ser la envidia del mundo, todavía sufre de tal mercado catastrófico que interfiere políticas. La gente todavía muere debido a destructivamente bajo la inversión en el sistema de asistencia médica. El sistema NHS del Reino Unido es tasado ahora hasta debajo de los estándares de países en vías de desarrollo, a pesar de la inversión re masiva por los gobiernos subsecuentes. Para todo sabemos que Thatcher tenía todas las mejores intenciones. Lo que ella y sus consejeros dejan de agarrar es que el mercado aunque muy tolerante no es indulgente y una vez que da vuelta puede tardar mucho en colocar.

Medidas deben ser tomadas de modo que en el futuro tales prácticas nunca puedan ser repetidas. Creo que el sistema Isokratico en la combinación con la Iso-economía puede ofrecer la solución.

En niveles nacionales la intervención toma la forma tanto de políticas fiscales como de monetarias. Esto era estas intervencionistas politicas que trajeron la recesión amarga de los años 90 en el Reino Unido. Los tipos de interés fueron usados para manipular el mercado. Millones de pérdida de gente no sólo su negocio, pero hasta su activo más valioso y necesario sus casas de familia. El efecto final de estas políticas era que pocos, ganados y acumularon activos masivos, llevados de la persona ordinaria en hasta debajo de precios repossetion. El sufrimiento que en efecto suicidios causados tanto verdaderos como psicológicos ha marcado para siempre muchas personas ordinarias en el Reino Unido. El negocio acertado de ayer se hizo el cadáver comercial de hoy.

En el nivel internacional, otra vez vemos la interferencia directa enorme y la influencia de la inversión extranjera, camuflada bajo la etiqueta de incentivos regionales, y concurso, a traer la inversión. Ejemplos aquí son como aquella de la industria del automóvil japonesa por lo cual todos los países europeos, coqueteón pesadamente en sus esfuerzos para persuadir a los productores de coche japoneses, colocar sus fábricas de producción en su país. Otra vez, intervención por el uso de favores monetarios como subvenciones en efectivo, provisión de sitios libres, incentivos libres de impuestos, así como políticas fiscales, proporcionadas por incentivos libres de impuestos como deducción impositiva, durante períodos largos. Reglas gobernantes incluso regales de trabajo y regulaciones introducidas o raspadas para atraer a los inversionistas extranjeros.

El Reino Unido cambió leyes, coronando el poder de las acciones de sindicato, como la protección contra huelgas haciéndolo emigrante ilegal o cerca imposible. Irrespective si en algunos casos tales leyes se hicieron una necesidad, debido al extremismo de algunos Sindicatos en años anteriores el motivo primario para la introducción de estas leyes, debía atraer la inversión protegiendo la capital. Estas leyes finalmente resultaron ser el factor de determinación, que apuntó a la mayor parte de los gigantes de coche japoneses a establecer fábricas en el Reino Unido, aunque los precios de productividad del Reino Unido fueran muchos pliegues más abajo del personal alemán.

Read Next La Interferencia en el Mercado no es monopolística

Back to all chapters